NOTICIAS | ARTICULOS | ENTREVISTAS | FOTOS | Y DEMAS | [Tocopilla, Chile.]



LOS CAMINOS DE LA IZQUIERDA: BINOMINALISMO O ALTERNATIVA DE PAÍS


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



EN ESTA COLUMNA, EL PRESIDENTE DEL MOVIMIENTO AMPLIO SOCIAL (MAS), ANALIZA EL ESTADO ACTUAL DE LAS FUERZAS DE IZQUIERDA Y PROYECTA LA POSIBILIDAD DE LA UNIDAD DE ESTE SECTOR

Por Felipe Hazbún
Presidente nacional del MAS

Desde la instalación del modelo liberal en Chile, hace ya casi treinta años, los sectores de izquierda de nuestro país han pasado por diversas formas de concebirse, reproducirse, aglutinarse y autoentenderse, siempre desde la vereda de la sobrevivencia y la eterna lucha por retomar el rumbo del pasado y ser factor predominante en la política y construcción de la sociedad chilena.
Así, la izquierda chilensis ha transitado entre la insurrección de masas, la política de la rebelión popular, la formación del Movimiento Democrático Popular, la transición pactada que dejó a muchos al margen, una década de los noventa centrada en la tesis de la democracia en la medida de lo posible y el agotamiento del discurso de la Concertación como proyecto transformador en el cual la “alegría nunca llegó” en la presente década.
En este transitar, la izquierda ha ido acentuando su atomización ideológica y orgánica, pasando a ser un gran archipiélago de islas que representan cada uno de los movimientos, partidos y grupos que han intentado liderar una alternativa a los dos grandes bloques existentes hasta hoy en Chile. Es en ese escenario de disgregación y marginalidad social e institucional que la izquierda, “nuestra querida izquierda aun respira”, con sus lógicas internas y folclóricas, su música, su cultura, sus códigos, los cuales hoy incluso pueden ser tan permanentes y estables dentro de este sector que se han vuelto costumbre.
Este año 2009 pone nuevamente a la izquierda a pensar como puede incidir en la realidad política chilena para avanzar en pos de su proyecto histórico. Este avanzar plantea diversos diseños tácticos para concretizar lo anhelado, y por lo tanto estos diseños colocan el acento en las prioridades que cada grupo de izquierda tiene para lograr sus fines, y frente a eso hoy se visualizan dos grandes marcos.
El primero se sostiene en el concepto de la “exclusión”, en donde lo central es la inclusión de un partido o grupo de partidos aglutinados en el Juntos Podemos dentro del sistema electoral binominal, a la cola o como accesorio de uno de los dos bloques del duopolio de la política nacional. En este caso la Concertación, este formato es también ocupado por la derecha, con la alianza entre Chile Primero y RN más la UDI. Este primer modelo pone el énfasis en la obtención de cargos dentro de la cámara de diputados que permitan lograr ciertos puntos de las demandas históricas de este bloque de opinión. Este diseño inserta una nueva fuerza al modelo de votación imperante que ha estado separado del naipe político institucional por la forma de concepción legal del mismo y por la escasa electividad de este grupo.
Un segundo modelo o esquema es el que presenta la centralidad del periodo en la creación de un bloque de partidos y organizaciones sociales bajo el alero conductor de la generación de una alternativa a la Concertación y a la Alianza, para lo cual se propone presentar una lista parlamentaria de todo el sector, con un candidato a la presidencial que saque a lo menos el 10 % de los sufragios, transformándose así en un tercer bloque dentro del mapa. Este cuadro pretende producir una alteración del establisment político actual desde dos veredas: la primera con una fuerza institucional y electoral respetable cuantitativamente y en lo segundo por el nacimiento de un polo amplio que aglutine diversas manifestaciones de la izquierda chilena e incluso llegue a sectores del centro y progresismo político.
Este choque de diseños es sólo el punto de partida en la legítima disputa de ese sector de opinión que hasta el año 2007 era administrado y sometido por el Partido Comunista chileno, una organización tradicional que aboga por su incorporación en la medida de lo posible y de lo negociable al modelo neoliberal, perdiendo así dos grandes pilares de su constricción discursiva de los últimos 20 años. El PC se la jugará hoy por los resultados de un riesgoso e incierto final electoral con la Concertación, por sobre dos cimientos de su base partidaria; uno de ellos es que pese a sus comportamientos táctitos el PC chileno todavía y sobretodo a la muerte de la Gladys, seguía teniendo un alto componente moral, es decir, el PC pese a estar equivocado, era consecuente para la mayoría de este país, lo que dicho de otro modo es que era una organización que si bien no representaría jamás a la población en general, su actuar era considerado valiente y creíble con relación a sus planteamientos; segundo, arriesga en esta apuesta electoral su hegemonía dentro de la izquierda “chiquitita del Juntos Podemos del 5%”, debido a que nuevos partidos como el MAS, que dentro del segundo modelo irrumpen con fuerza poniendo en problemas su posición dentro del juego político.
El ingreso del PC a este pacto no hace otra cosa que aterrizarnos deprisa, de golpearnos contra la pared, porque demuestra que “ya no nos queda otra”, si no puedes ganarles úneteles… esta vorágine suma y sigue. Los socialistas del PS apoyando a Frei que donaba recursos a la Junta Militar… y Piñera S.A. a la Moneda con más del 50% de los votos… en este escenario era evidente que la unidad de la izquierda en pos de un candidato y lista parlamentaria podría haber dado grandes frutos, más aun cuando el socialismo aún vigente se sale a borbotones de la Concertación, el sistema económico sufre una crisis de “aquellas”. Tal parece que el primer y peor enemigo de la izquierda es la izquierda misma….


0 Responses to “LOS CAMINOS DE LA IZQUIERDA: BINOMINALISMO O ALTERNATIVA DE PAÍS”

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 



ATOM 0.3