NOTICIAS | ARTICULOS | ENTREVISTAS | FOTOS | Y DEMAS | [Tocopilla, Chile.]




SITUACIÓN SE DESCONTROLÓ CUANDO CIENTOS DE POBLADORES INTENTARON LINCHAR AL VIOLADOR DE LA MENOR DE 8 AÑOS DE LA POBLACIÓN PADRE HURTADO. PASADAS LAS 20:00 HORAS ARRIBARON FUERZAS ESPECIALES E HICIERON USO DE GAS LACRIMÓGENO.

Tras los tensos momentos vividos este domingo 26 de febrero en la tarde y luego de un par de horas de protesta en las afueras de la Comisaría, la situación a ratos se hacía incontrolable y ya sumaban más de 1.000 personas en el lugar. La gente quería linchar al violador y asesino de la pequeña tocopillana y no podía ocultar su rabia.
Varios vidrios de la comisaría resultaron quebrados por piedras lanzadas por algunas personas.
Pasadas las 20:00 horas arribó al lugar un piquete de Fuerzas Especiales de Carabineros procedente de Antofagasta. Tras pedir por altoparlantes a la gente que se retirara del lugar, hicieron uso de bombas lacrimógenas, viviéndose minutos de extrema tensión.
En ese momento y por un lapso de dos horas, en el centro de la ciudad se vivió una verdadera batalla campal. Por un lado llovían piedras y por otro bombas lacrimógenas.
Los gases hicieron efecto sobre las personas que se encontraban en el centro de la ciudad, no sólo manifestantes. El efecto se extendía por varias cuadras de calle 21 de Mayo, entre Baquedano y Washington principalmente. Incluso, varios niños y adultos mayores se vieron afectados por esta situación.
En medio del caos, algunos contenedores de basura de calle Colón, Bolívar y Baquedano, fueron quemados y ardieron durante algunas horas.
Carabineros detuvo a una decena de personas, varios de ellos menores de edad, acusados de desórdenes públicos.
La gente y los jóvenes seguían agrupándose en algunas esquinas, gritando consignas en contra del fiscal y exigiendo justicia.
Finalmente, cerca de las 22:30 horas el ambiente se calmó.
Fue un verdadero día de furia en Tocopilla.



ESTE DOMINGO 26 DE FEBRERO, LOS POBLADORES INDIGNADOS LLEGARON EN HORAS DE LA TARDE HASTA LA COMISARÍA DE TOCOPILLA, EN DONDE INTENTARON INGRESAR PARA AGREDIR AL ASESINO DE LA PEQUEÑA VALENTINA.

Momentos de tensión se vivieron este domingo 26 de febrero en las afueras de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Tocopilla. En horas de la tarde, vecinos y pobladores de diferentes sectores de la ciudad comenzaron a congregarse en el sector y exigían a Carabineros que el asesino -detenido minutos antes- fuera entregado para ser linchado.
Poco a poco el ambiente se fue calentando y se produjeron forcejeos entre las personas y los Carabineros que resguardaban la entrada del cuartel policial. Luego algunas personas comenzaron a lanzar piedras y objetos contra los uniformados que sacaron escudos y cascos.
Algunas personas resultaron con lesiones leves producto del forcejeo con los policías. También hubo Carabineros heridos.



Consternación existe en Tocopilla tras la violación y muerte de la menor V.A.A.C de 8 años de edad, quien se perdió en calle Calbuco, de la población Padre Hurtado, este sábado 25 de febrero, pasadas las 18:00 horas.
Cerca de la madrugada del domingo esta historia tuvo un trágico desenlace, cuando la menor fue encontrada amordazada, con los brazos atados y sólo con una polera bajo la cama de su agresor. Lo más terrible es que el asesino era un vecino de la misma calle.
El sujeto fue indentificado como Moisés Jacob Ledesma, de 34 años, quien posee antecedentes por abusos y violación y había salido de la cárcel de Tocopilla en junio de 2011.
El asesino permaneció prófugo hasta la tarde de este domingo 26 de febrero, siendo detenido al interior del cementerio local en donde se encontraba oculto.
También, la madre y el hermano del acusado, fueron detenidos por encubrimiento, ya que personal de Carabineros revisó todas las casas del sector, menos la vivienda de presunto autor del delito, debido a que no lo autorizaron.
En tanto, vecinos del lugar han presentado una serie de reclamos por la demora del fiscal Bernardo Orellana al dar la orden de allanamiento del inmueble, tiempo que se prolongó por casi tres horas, lapso en que el homicida se habría dado a la fuga.
La comunidad Tocopilla se encuentra indignada y exige el máximo rigor a la hora de hacer justicia, aunque desconfían de la acción de los tribunales y cuestionan al fiscal.
En horas de la madrugada, tras conocerse el hallazgo de la menor fallecida, algunos vecinos del sector apedrearon la casa del asesino.



ATOM 0.3