NOTICIAS | ARTICULOS | ENTREVISTAS | FOTOS | Y DEMAS | [Tocopilla, Chile.]



REPORTE DESDE LA ZONA DEL TSUNAMI: "EL MAR ESTÁ ARROJANDO LOS CUERPOS ACUMULADOS EN MONTONES"


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



CORRESPONSAL DE LA RED DE MEDIOS ESCRIBE DESDE PELLUHUE Y RELATA EL DRAMA QUE DEJÓ EL TERREMOTO Y EL TSUNAMI EN LA COSTA DE LA REGIÓN DEL MAULE

Por Amanda Durán
6 de marzo de 2010

Llegamos a Pelluhue por el camino viejo, desde ahí llegaban las primeras señales del desastre. Habíamos pasado puentes derrumbados como papel lustre, trozos de la carretera completamente partidos, casas derrumbadas y calles llenas de escombros, pero nada, nada nos daba una señal de lo potente que serían las imágenes de la costa.
Arriba, pasando los pozones y el primer puente quedan restos de la ola. El agua inunda todavía esa parte del cerro cubriendo un par de camionetas volcadas. Hace calor, pero tenemos frío.
El aporte que traíamos de Santiago lo entregamos a Keka, peluquera y miembro de la junta de vecinos. En su patio cuatro carpas hacían de refugio de unos pocos que perdieron todo. La Iglesia no quiso recibir nuestra carga asumiendo que tendríamos fines políticos, al rato dos buses hacían flamear sus banderas de RN paseándose a modo de caravana por lo que quedaba de pueblo, estacionaron en la parroquia. Por lo que vimos no traían nada.
Subimos al cerro a entregar bencina y un generador al cuerpo de Rescate de Chanco (CRCH) “Encontramos un nido en Curanipe”, escuchamos.
Es Cristian Hernandez Manriquez, miembro del club de radioaficionados y parte del CRCH.
-Es un nido de víctimas, el mar está arrojando los cuerpos acumulados en montones, como pescados.
¿Son muchos?
-Muchos, sobretodo niños.
¿Qué pasa con ellos después que los encuentran?
-Los trasladamos a la morgue de Chanco, desde el sábado. Tenemos un camión con sistema de refrigeración, ahí los mantienen y se trasladan a Cauquenes.

Por la cantidad de muertos supimos que una vez trasladados, si los cuerpos no son reconocidos son entregados a la funeraria, quienes los fotografían y entierran previniendo la descomposición. Los que tienen más suerte son entregados a sus deudos, ahí se acumula un nuevo e improvisado mercado negro, por el desabastecimiento de medicamentos, luz y agua, productos que no son de primera necesidad como los cigarros, se vuelven un tesoro. Son vendidos en los funerales bajo el nombre de “tranquilizantes” a $5.000 la cajetilla.
-A mí me tocó cargar al hombro a una niñita de 9 años y dos señoras de edad -comenta-. También ví al Gral. Del Gope de Stgo., lo encontraron en Lovelvan.

¿Cuánto exactamente midió la ola más grande?
-Es que en un momento llegaron dos olas, una en dirección a Chanco y otra hacia Cobquecura, esas olas se encontraron aca y entre las dos se dirigieron directamente a Pelluhue. Fueron 20 metros y literalmente la fuerza de dos olas.
En el centro de Pelluhue nos encontramos con varios sobrevivientes que eran testimonio vivo de la magnificencia de esa ola.
¿Dónde estaba cuando fue el terremoto?
-Ese Viernes decidí ir a hacer guardia nocturna a Chanco “es fin de temporada y puede pasar algo, asi que mejor me voy preparado”, le dije a mi hermano, saqué mis guantes, la máscara, todas mis herramientas.
Y pasó. El terremoto lo encontró en guardia ¿salió inmediatamente?
-Salí de Chanco a las 4:30 con la Unidad de Rescate de Bomberos (URB). El sábado en la mañana empezaron a aparecer los cadáveres a la orilla.
¿Cómo continúa la búsqueda ahora?
-Lamentablemente la gente que no aparezca en el mar es porque está enterrada, siquiera en los escombros, son metros bajo las toneladas de arena que trajo la ola.
Bajamos a Caleta Blanca que junto al Mariscadero es uno de los lugares más golpeados de la zona, ahí Tamara Durán -mi mamá- recogía entre los escombros las pocas fotos que iban apareciendo.
“No tuvimos tiempo de tomar nada al escapar, yo estaba en la plaza, en mi local, llamando un colectivo para volver a casa cuando comenzó el remezón, por suerte atiné que podría venir un tsunami y corrí a casa a buscar a mis papás. Me llevó un amigo artesano en su furgón, el puente estaba cortado, no podíamos cruzar porque el agua borboteaba un metro sobre el piso y no me dejaban pasar, pero salté y no sé como lo logré, esa era la primera ola, al amigo que me trajo lo botó el agua, después supe que pudo salir por una ventana del furgón y nadó hasta una casa, desde ese techo rescató a dos mujeres más”.
Mientras nos cuenta su historia de sobrevivencia no puede evitar emocionarse, nosotros tampoco.
“Llegué hasta la casa gritándole a mis viejos que era urgente salir de inmediato y mi padre atinó como si tuviera 20 años –tiene 78 años-. En segundos estábamos en el auto, no llevábamos nada, no tomamos nada, ni celulares. La camioneta que venía atrás nuestro fue empujada por el mar, después retomó el camino.
Subimos a la ruta de Cauquenes, ahí en el auto acogimos a una vecina que no pudo sostener en sus brazos a su mamá de 80 años, ni a su hijo de 7. Estaba mojada, la ola azotó su casa con los escombros de la casa anterior y los mantuvo mucho tiempo ahogándose, en un momento no pudo más y alcanzó a escuchar a su madre atrapada entre escombros, pero no la pudieron sacar, a su hijo aún no lo encontramos”.
¿Dónde pasaron la noche?
“Pasamos la noche en el cerro. Yo le sobaba los pies para evitar la hipotermia y le hacía cariño. Cuando amaneció bajamos para intentar hacer algo, no había nada. Nos abrazamos con mis padres al ver el escenario dantesco y desolador, lloramos, estábamos vivos y juntos”.


0 Responses to “REPORTE DESDE LA ZONA DEL TSUNAMI: "EL MAR ESTÁ ARROJANDO LOS CUERPOS ACUMULADOS EN MONTONES"”

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 



ATOM 0.3