NOTICIAS | ARTICULOS | ENTREVISTAS | FOTOS | Y DEMAS | [Tocopilla, Chile.]



VENTA DEL 40% DE CODELCO EN E-CL: ¿NECESIDAD O CHANTAJE del GOBIERNO?


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Por Ricardo Calderón Galaz
Presidente FESUC


¿De qué estamos hablando?
En los primeros días de Enero, el Directorio de CODELCO aprobó por mayoría la venta del 40% de la propiedad que tiene en la principal empresa generadora de electricidad del SING (Sistema Interconectado de Norte Grande, que se extiende entre la Primera y Segunda Región de Chile) y fuente de abastecimiento energético de los yacimientos propios y del resto de las empresas mineras.
E-CL es el nombre de la fusión de ElectroAndina S.A. y EDELNOR S.A., ambas forman parte del “Grupo GDF Suez (52,4%) – CODELCO (40%)”.
El dinero que se obtendría por la venta de este activo “prescindible” (estimado en más de mil millones de dólares) se destinaría a completar sólo un tercio de los 3.200 millones de dólares que CODELCO ha proyectado para sus inversiones este año 2011. Con ello este gobierno niega, por segunda año seguido, la posibilidad de que CODELCO pueda reinvertir en sus proyectos de reposición parte de las millonarias utilidades que entrega al país, y que este año podrían alcanzar los 8.000 millones de dólares.

Las compañías “fusionadas”
ElectroAndina S.A. es el nombre de una sección de la División Chuquicamata. Fue construida en 1915 como Casa de Fuerza para producir la electricidad que requería la actividad productiva en el mineral de Chuqui. En 1987 se transformó en División y en 1996 fue privatizada y, pese a que CODELCO mantuvo un 66,75% de su propiedad, pasó a ser controlada por la belga Tractebel (ligada luego a la francesa GDF Suez).
Por otro lado, la Empresa Eléctrica del Norte Grande S.A. fue constituida en 1981 por ENDESA S.A. y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), en el marco del proceso de privatización de las empresas eléctricas derivadas de le ex estatal ENDESA, creada en 1943. En 1983 Edelnor se transforma en sociedad anónima, en 1988 se divide además en 3 nuevas sociedades (ELECDA; ELIQSA, y EMELARI), y más tarde es privatizada.
El ingreso de CODELCO a su propiedad se originó el año 2002 a través de una sociedad con la belga Tractebel, y tuvo como objetivo contribuir a la solución de la crisis financiera de la empresa y a la necesidad de contar con su suministro eléctrico para el SING, esencial para el del abastecimiento energético de las empresas mineras del norte grande.

E-CL: ¿un activo estratégico y rentable o prescindible?
E-CL controla operaciones de generación eléctrica por 1.795 KWH (49% del SING), que “aumentará a 2.125 MW con la entrada en operaciones de las centrales de CTA y CTH a fines del año 2010 y mediados del 2011. Adicionalmente, la Sociedad fusionada cuenta con 2.080 kms. de líneas de transmisión, participa en el negocio de transporte de gas natural desde Argentina con una capacidad de transporte de 8 millones de m3 al día y, a través de su filial Distrinor S.A., participa en el negocio de distribución y comercialización de gas y sus derivados en la zona norte de Chile.”, publica la misma compañía.
Además de las termoeléctricas Andina y Hornitos, E-CL tiene en desarrollo varios proyectos orientados a las futuras necesidades de energía de las faenas mineras del norte grande, insumo esencial y estratégico para la viabilidad de dichos proyectos, mayoritariamente privados. También posee iniciativas en el desarrollo de biocombustibles y energía eólica.
Al mismo tiempo, E-CL quedaría como propietaria de un importante y económicamente muy valioso “cupo ambiental” en el norte grande. Esto le permite vender su “cupo” a otros proyectos que, de lo contrario, no tendrían la posibilidad de operar en dichas zonas e integrarse al SING. Otros activos intangibles son sus relaciones contractuales, concesiones marítimas y de líneas de transmisión.
Las finanzas de E-CL son bastante saludables. El año 2009 obtuvo utilidades por 158 millones de dólares (un 22% más que el año anterior), sus acciones se elevaron en un 90% en un año. El 2010 sus resultados fueron aún mayores, y se espera un amplio crecimiento de la empresa y de sus ganancias para los próximos años.
Adicionalmente, CODELCO formalizó que no mantendrá su porcentaje de participación en la comercializadora de gas natural licuado (GNL Mejillones) que comparte también con GDF Suez, pasando ésta a ser el controlador mayoritario con un 63%, y quedando CODELCO con sólo el 37%. Esta empresa fue creada en Octubre del 2007 en medio de a llamada “crisis del gas”, como una iniciativa del Estado para garantizarle abastecimiento energético en especial a las gran minería del cobre del norte grande, en su gran mayoría de propiedad de transnacionales extranjeras. Para ello, concurrió a la constitución de una sociedad con GDF Suez en proporción igual de propiedad, siendo el Estado representado por CODELCO.
Mientras tanto, la transnacional australiana BHP Billiton tiene en evaluación de impacto ambiental dos unidades termoeléctricas propias (Kelar, en Mejillones), con 250 KW de potencia cada una. Esta decisión fue adoptada bajo la dirección del mismo ejecutivo que hoy preside CODELCO: Diego Hernández.
“Uno de los principales desafíos que enfrenta la minería es la escasez de energía”, sostienen especialistas en la materia.
Probablemente por eso también Antofagasta Minerals (Grupo Luksic) adquirió el 40% del proyecto CT Hornitos con el fin de garantizar el abastecimiento de energía para su proyecto minero Esperanza que empezará en el 2011.
¿Cuál será, entonces, la opinión del Presidente Ejecutivo acerca de la decisión de vender su parte en la propiedad de la empresa eléctrica que abastece a sus principales yacimientos?
¿Quién es Gaz De France Suez S.A.?
La empresa francesa GDF Suez realiza actividades en los ámbitos de generación y distribución de electricidad, gas natural y energía renovable. Es la segunda empresa más grande de servicios públicos (agua potable), y posee más de 200 mil trabajadores y trabajadoras con operaciones en los 5 continentes.
Actualmente, en Chile además de la sociedad que tiene con CODELCO, es la principal propietaria de Aguas Andinas, la mayor empresa sanitaria de Chile, y cuyo porcentaje en propiedad del Estado también se ha anunciado su privatización por parte del Gobierno.
Recientemente, GDF Suez manifestó su disponibilidad para desarrollar un proyecto de energía nuclear en el norte de Chile.
El principal accionista de este gigante de la energía es el Estado francés (35%), el que el año 2009 recaudó 14,7 millones de dólares por las utilidades de las empresas que hoy componen E-CL. CODELCO obtuvo utilidades por 32 millones de dólares ese mismo año. Lógicamente, la empresa francesa ha manifestado su interés en “aumentar su participación” en E-CL; y el Estado francés ha reafirmado recientemente el rol estratégico de su participación en el control de esta empresa. Entonces tener participación en el control del negocio de la energía eléctrica en la zona de desarrollo económico más estratégica para nuestro país, ¿es atractivo para el Estado francés pero es irrelevante para el Estado chileno? ¿Curioso, no?
Hay quienes plantean la hipótesis de que todas la ventajas que está teniendo la empresa francesa no son más que el resultado de una negociación secreta y directa del Presidente Piñera con el Presidente Sarkozy, con el fin de lucir un triunfo político para obtener apoyo popular, como fue el caso de la suspensión de la construcción de la Central Termoeléctrica de Barrancones, de propiedad de GDF Suez, en el sector de Punta de Choros.
Por tanto, todas estas anunciadas privatizaciones que benefician a todas luces a un solo grupo económico extranjero en particular, no dejan de levantar razonables sospechas en cada vez más amplios sectores de la población. Es fundamental que se transparente la relación entre el gobierno y GDF Suez, tal como lo han solicitado incluso parlamentarios de la propia coalición política gobernante.

¿Es un buen negocio?
Es sabido que la disponibilidad de agua y energía eléctrica puede llegar a ser tan importantes como la existencia de un mineral de buena ley en el desarrollo de un proyecto minero. También es un hecho conocido las complejidades que están teniendo prácticamente todos los proyectos de generación eléctrica en su aprobación ambiental. Las comunidades vecinas y otros sectores de la ciudadanía se organizan para oponerse tanto a la instalación de nuevas centrales termoeléctricas como a la Hidroeléctrica de Aysén.
Por lo tanto, el aseguramiento del abastecimiento eléctrico, y la positiva rentabilidad de un negocio en un contexto de potencial escasez, hacen que la decisión de que el Estado de Chile abandone su participación en empresas del área energética y sanitaria no parezca muy razonable, considerando el interés general y de largo plazo del país. Habría que conocer, por tanto, los fundamentos técnicos y financieros de estas decisiones.
Por otro lado, hasta ahora no se conocen evaluaciones públicas que demuestren que la venta de otros activos “prescindibles” por parte de CODELCO hayan sido los buenos negocios que dicen ser. De la privatización de los activos eléctricos de Tocopilla y de Coya y Pangal, y de la División Talleres no se conocen informes que avalen la conveniencia de dichas operaciones. Pero sí se conocen las millonarias pérdidas generadas por los acuerdos de ventas a futuro de parte del cobre de Gaby y del Salvador. Estas pérdidas habrían llegado a mil millones de dólares sólo el año 2010; es decir, el equivalente a 5 Davilazos…
La conclusión evidente es que el país necesita conocer el resultado de otros negocios similares realizados por la dirección de CODELCO, y así evaluar la conveniencia de deshacerse de nuevos activos para financiar sus necesarias inversiones productivas.

Conclusión: Ni necesario ni conveniente
CODELCO no necesita vender un activo estratégico y rentable para financiar sus proyectos. Lo que sí necesita es que el Estado defina una política de capitalización estable y de largo plazo de la empresa que constituye su principal fuente de ingresos. En especial en un período que se proyecta con altas utilidades para las inversiones en la gran minería.
La venta del 40% de E-CL no es necesaria. No es bueno para Chile.
¿Podemos hacer algo para que no se concrete la anunciada venta de E-CL?
¿Seguiremos mirando bobamente, con la pasividad de los borregos?


0 Responses to “VENTA DEL 40% DE CODELCO EN E-CL: ¿NECESIDAD O CHANTAJE del GOBIERNO?”

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 



ATOM 0.3